lunes, 26 de febrero de 2007

El centro de la tierra

Pareciera una aventura extraida de la imaginación de Julio Verne, pero es más bien un lugar. Mi llegada fue del todo involuntaria, pero aun asi me considero un complice. No se exactamente cuanto tiempo he estado aqui o peor aun cuanto tiempo te tomó traerme. Siempre creí en los viejos libros que te mostraban un núcleo incandescente, pero ahora veo que todo era una farsa. Llevo pérdido lo que pareciera una eternidad...de pronto me encuentro frente a un enigmático agujero, de su interior sale un fuerte viento helado. Tan helado que con sólo acercarme siento como se congelan mis venas y tan fuerte que no me permite acercarme en lo más mínimo. Seguramente ésta fue la ruta de mi llegada, puedo ver como un hermoso destello de luz me alienta con alguna esperanza de ser rescatado. Es una luz frágil que timidamente atravieza mi corazón en su totalidad. Intento eternamente alcanzarla o por lo menos impregnarme con un poco de su calor.

1 comentario:

Bernal Aguilar dijo...

no sabia que eras poeta... si que eras mero manplor.. pero no poeta.. yo escribo poemas tambien.. alli que me vez bien macho y estupido tengo mis "cosillas",

Agrega mis blog a tus links.. el tuyo ya esta en los mios.. maje

http://gtanime.wordpress.com
http://shumo.wordpress.com